lunes, 4 de enero de 2016

A la mierda las mejores intenciones



Esta época es la de las buenas intenciones. Me he pasado la vida perdiendo mi bendito tiempo pensando y haciendo listas llenas de objetivos que iban a cambiar mi vida. Septiembre, por eso del principio de curso y Enero, por eso del principio de año, son lugares comunes para las mejores intenciones.
Yo siempre he preferido septiembre para mortificarme con listados de objetivos y logros para el próximo curso.
Las cosas han cambiado bastante, ahora ya no pierdo el tiempo con la construcción de esas listas, ya no hago listas, ¡para que! ¿para luego frustrarme por el incumplimiento persistente y seguro de cada uno de los objetivos? ¡no!. Si una cosa he aprendido o estoy aprendiendo en la vida es a dejar de maltratarme. Ya valió de listas infinitas sobre empezar al gimnasio, a clases de inglés, propósitos de llevar las cosas al día y no dejarlas para el último minuto, de ser ordenada, de cocinar todos los días, de ser persistente con mi práctica de meditación, de desmaquillarme cada noche (si, muchas veces no lo hago, suerte la mía que no me echo mucho pote).
Vamos, que sigo como siempre, no haciendo muchas cosas de las que "me gustaría hacer". Ya hablé alguna vez del autoengaño que padecemos una y otra vez con el "voy a hacer", voy a hacer pero no hago, eso quiere decir entonces que no lo quiero hacer y punto.
No quiero ponerme en forma, no quiero estudiar inglés, no quiero cocinar todos los días ni hacer meditación, ni quiero desmaquillarme(ya veréis, cuándo sea vieja quedaré sin pestañas y eso no me apetece nada, jaja!), ¡como suena eh!
Gasté horas y horas haciendo listas, para nada, sí,  para perder el tiempo infinitamente, recrear una y otra vez las cosas que iba a hacer en mi mente para luego no llevarlas a cabo. Y ocurre que las cosas que no se llevan a la acción se quedan estancadas, se acumulan, inconclusas quedan atrapadas en algún lugar de nosotros mismos, como asuntos pendientes.
En el ciclo de necesidades, en el Reposo aparece una Sensación, quizá a esa sensación le podamos poner Conciencia, darnos cuenta de ella. Aparece entonces la Energetización, una necesidad que podemos actuar, llevarla a la acción, entonces entramos en Contacto, después del contacto necesitamos Retirarnos para no quedarnos pegados en el otro, en lo otro, para poder descansar, volver a uno mismo y estar preparados para una nueva sensación-emoción y desde la atención darnos cuenta de nuestra necesidad.
¿Qué ocurre si paralizamos nuestra necesidad un poco antes de la acción, es decir, si no la actuamos, si no la llevamos a cabo? Pues que la energía queda atascada y y no podemos llevar a cabo o ir hacia la concreción de nuestras necesidades. Y si una y otra vez no llevamos a cabo nuestras necesidades llega un momento en que ni sabemos cuales son, perdemos hasta la capacidad de darnos cuenta de la sensación y de la emoción que viene con ella.
Ahora en vez de hacer listas y ponerme grandes objetivos prefiero poner atención a mis necesidades cotidianas, a dosificar mi energía en lo que necesito, en observar mis límites y en dejar de lado los "deberías hacer esto o lo otro".  No digo que me vaya de perlas, digo que me va mejor, ¡jeje!

Banda Sonora:



jueves, 24 de diciembre de 2015

Gente valiente





Está terminando el año. Un año de transformación, como casi todos, transformación consciente y valiente, si, lo tengo que decir.
¡Qué de gente valiente tengo a mi alrededor!
A mi me da mucho miedo la pérdida, me quedo muy pegada a lo carencial y eso me hace sufrir. En este último año y medio me he puesto a mirar de cara esto y han pasado cosas, muchas e importantes. He perdido, si, muchas cosas, gente y he ganado, muchas cosas, gentes y sobre todo me voy ganando a mi.  
Ganarse a una, verse, cuidarse, poner límites a los otros, aceptar lo que no podemos hacer, lo que ya estamos hartas de hacer porque no nos hace bien, porque no me ayuda a crecer, a seguir haciéndome grande. Atreverse, lanzarse sin paracaídas porque confiamos en la aventura y si me caigo ya me levantaré.
¡Buen día!

Banda Sonora:

viernes, 18 de diciembre de 2015

Oh yeah!


Pocas palabras, mucha música y animación.
 Oh yeah!
Un fin de semana para bailar y toda la Navidad, oh yeah!

domingo, 13 de diciembre de 2015

Cosas ricas en Herbosa: Lasaña de calabacín y queso fresco





Ingredientes: tiras de lasaña, 2 calabacines, 150 gr. queso fresco, almendras, 5 tomates,2 zanahorias, 1 cebolla, leche, mantequilla, harina, sal, 2 pimientos del piquillo, tomillo y perejil.
Con lo de las cantidades ya sabéis que no me aclaro mucho. Usar esas cantidades de referencia pero no lo toméis al pie de la letra. Se que no es un buen modo de describir una receta pero es que este no es un blog de cocina, es una especie de cajón de sastre, !que vamos a hacer¡

Entonces con los tomates previamente pelados, la cebollla y las zanahorias hacemos un pisto. Picamos la cebolla, cortamos las zanahorias, pelamos y picamos los tomates y lo echamos todo en una sartén. Lo dejamos a fuego lento por lo menos 20 minutos. Le añadí tomillo y perejil y sal, claro.

Por otro lado cortamos los calabacines a rodajas. En una olla echamos una cucharada de mantequilla, añadimos los calabacines, rehogamos, salamos,  añadimos medio vaso de agua y dejamos cocer 7 minutos. Cuando estén los sacas y los escurres para que suelten el exceso de líquido.
Piqué las almendras ( en realidad la receta es con piñones y seguro que queda más rico) pero tuve un pequeño problema. Me quedaban pocos piñones, los puse a tostar y los dejé quemarse por falta de atención. La falta de atención no puede estar en la cocina, es nefasto. Bueno, que tuve que ir a la despensa y ver qué frutos secos tenía. Cogí almendras y no fue mal.

Por otro lado deshice el queso fresco con la mano, en realidad no lo hice yo, lo hizo un ayudante que me eché, jeje!

Pues nada, a montar la lasaña.

En una fuente pongo una capa de calabacines, añado por encima la mitad del queso fresco y espolvoreo pedacitos de almendras. Luego pongo una capa de tiras de lasaña (seguir las instrucciones de la caja para precocinar o no las tiras), encima pongo el pisto (no seáis ratas con la cantidad), capa de lasaña y capa de calabacines, queso fresco y el fruto seco y por último o más bien penúltimo, capa de lasaña.

Finalmente hago una bechamel. A mi me gusta que quede ligerita y para darle un toque le añado dos pimientos del piquillo y un poco de su jugo. Al final lo bato con la batidora para que los pimientos se deshagan. Qué queréis que la receta sea vegana, pues en vez de mantequilla usar aceite y en vez de leche de vaca una leche vegetal :)

Finalmente lo metemos todo un rato en el horno y a comer. No la sirváis muy caliente que no hay quien la saboree. Otra cosa, a mi me parece que está mucho más rica de un día para otro.

Banda Sonora:
Courtney Barnett



martes, 8 de diciembre de 2015

Escenas de puente







Todo eso y nada más que eso.
Mucho y muy poco.
Todo y nada.

Banda Sonora:

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Minucias 5




Minucias y música y la vida sigue aunque queramos complicarla y retener lo que se tiene que ir. Que por mucho que agarre y menos mal, las cosas se van y las puedo dejar ir o no, y si no las dejo ir pago el precio del agarre, del cansancio que es sostener lo que es insostenible, ¿o no? Y si las dejo ir aunque duela facilito el tránsito hacia otro lugar y cuándo se facilita el tránsito la cosa es mucho más liviana. 

Banda Sonora:

Cosas ricas en Herbosa: ensalada tibia de col lombarda




 En Herbosa tenemos un lema: aquinosepasafame!
Para la ensalada tibia de col lombarda:
col lombarda, cebolletas en vinagre y piñones.
Cortamos la col en cuadraditos pequeños o en juliana. En una sartén tipo wok ponemos un poco de aceite vegetal, de oliva o de girasol, al gusto. Calentamos la sartén y añadimos la col. La salteamos con gana durante un ratín, qué se yo, unos 5-8 minutos. Salamos. 
Pasamos la col a un cuenco, añadimos cebolletas en vinagre y piñones previamente tostados (lo de previamente tostados en fundamental, le cambia totalmente el sabor).
Rectificamos de sal y de aceite, no os paséis con el aceite que ya lleva el del salteado y añadimos un poco de vinagre.

Banda Sonora: